bertual.lab

mayo 14, 2013 en Cloud e internet, Consultoría, hardware, how-to, Servers & DataCenters, Virtualización por b3r2c0

Adaptación de nomenclatura de todo un clásico en formación y entornos de pre/producción con sistemas virtuales, vamos lo que vendría a ser el “hola mundo” de los programadores.

El caso es que hace ya algo más de año y medio recibímos formación por parte de la empresa en entornos VMware, impartida por el CEO de CNL Consulting , Federico Cinalli, y del cual salimos preparados, orgullosos y con muchas ganas de afrontar el proyecto que por aquel entonces teníamos entre manos y que, personalmente, es uno de mis mayores orgullos a nivel profesional, ya lo comentaré más detenidamente, se trata de un DataCenter + VDIs.

Durante este período hemos tenido peleas, batallas e incluso gerras personales contra el entorno, pero también hemos aprendido mucho y hemos conocido a gente interesante, cómo es el caso de José María González y cuyo libro “Descubre y domina VMware vSphere 5” lleva ya meses en la estantería de casa cómo guía de apoyo y referencia.

Pues bien, ahora le toca el turno a entornos Microsoft, de la mano de unos viejos conocidos en cuanto a mi formación se refiere, se trata de UNIREG, con ellos recibí mi formación (aunque por falta de tiempo no pude acabarla) del CCNA allá por los finales del 2010.

Se trata de un curso de virtualización con Hyper-V bajo entorno de servidores Microsoft 2012, impartido por R. Balenza y que pretende ser la base para la especialización en virtualización en entornos Windows.

Después una ardua semana de búsqueda entre la “chatarrilla” que tengo por casa he llegado a la conclusión que lo que era mi viejo CPD cuando vivía en Bilbao y trasteaba todo el día en entornos GNU/Linux (este mismo blog e incluso el correo vivían en casa…) estaban muy bien por aquel entonces para el uso que hacía de ellos, pero hoy en día, para montar un 2012 Server sobre el que gestionar unas cuantas máquinas virtuales cómo que no llegan… . Eso si, culpa mía los 5 trys (5 máquinas) hasta mirarme los requerimientos y darme cuenta que mínimo y fundamental, arquitectura 64bits.

Después de 4 días perdidos, casi a uno por máquina, me doy cuenta que he tenido delante mío la máquina ideal durante todo este tiempo, el PC/Portátil que utilizo para jugar, de echo, es la única máquina con Windows que tengo por casa. El caso es que recientemente he adquirido RAM para el iMac de finales 2009, intentando reciclarla en un futuro próximo la he cogido a 1666MHz y vaya si ha sido rápido el reciclaje, me la iba a comer con patatas, porque no me la reconocía, cuando me dió por abrir la tapa del XPS y llevarme la grandísima alegría de ver que tenía 4 ranuras para la RAM… podía meterle otros 8Gb (2x4Gb) y lo que es mejor aún… un segundo slot para el disco duro, rápidamente cogí el disco de 2,5″ de 1Tb que tenía en el armario desde que partió la caja de mi antigüo disco externo.

El caso es que así a lo tonto a lo tonto, para tener en casa un mini-lab no está mal con el equipo que tengo entre manos, además bastante “portable” y “recogible” con dual boot: Windows7 (Gaming) y 2012 Server (Canjeable por ESXi en cualquier momento), un i7 2ªG, 8Gb RAM y 2x1Tb…

Actualizado: Borrador del post del 07/04/2013