fin-de fiesta

octubre 18, 2005 en 127.0.0.1 por b3r2c0

Bueno, pues casi casi podemos decir que ya hemos vuelto a la normalidad después de una intensa semana de fiestas, porrones, zurracapote, música y resaka.

Con fin de fiestas bastante ligth y en el que se lucieron más los responsables de presentar el espectáculo que las propias cuadrillas y la entrega de premios.

Para dar contenido al post comentaré mi impresión sobre los conciertos del finde…

Sobre los conciertos comentar que los mojinos se repiten bastante, si les has visto alguna vez (hace 2 o 3 años en Los Corrales) les has visto todas, al menos es la sensación que me quedó, a parte de la de un «fresco» memorable y una pésima sonoridad, que no digo que sea su culpa, pero la acústica de esa plaza no es del todo satisfactoria, y, aún así, lleno total.

Una vez finalizado el concierto, tan sólo nos quedamos 4 en amor y compañía, ya que el resto tenía que currar el sábado (una putadita, pero que le vamos a hacer). Total, que nos agarramos un morón majete y nos fuimos pa casa con la esperanza de levantarnos pronto (10:30 o así hubiera estado bien) para ver la feria en la mañana del sábado, pero todo no puede ser, así que nos levantamos para comer y después fuimos con Nu a retomar el concurso de soga-tira en 4ºs femeninos con la Aldatxa, que al final se suspendió, así que ni cuartos ni nada, a dar un paseo para espabilar un poco, un par de talos con chorizo, botellita de sidra y a convencer a Nu para no perdernos el concierto de Reincidentes, con Barullo y Oi! Kobras.

Llegamos pronto y cogimos buen sitio, en el pie de una farola, que nos permitió ver el concierto espléndidamente, a pesar de que tampoco nos libramos de las bajadas nocturnas de temperatura.

El koncierto: Los técnicos de sonido debían estar dándole al zurra mientras estaban sobre el escenario los Oi! Kobras, porque aquello sonaba fatal, intentaré hacerme con una maqueta o así, que seguro que suena mejor, aunque claro está no se podrá disfrutar de la puesta en escena de este grupo que, particularmente, me dejó muy buen sabor de boca. Además estoy seguro que con su mensaje dejaron claro que no van a volver a contar con el ayuntamiento, y además, y muy probablemente, el ayuntamiento tomará buena nota de la palabra ;p.

Los Barullo le gustaron bastante a Nu, aunque a mi no me agradaron demasiado. Después vino el cambio «gordo», venían Reincidentes, y se hizo notar, fundamentalmente, en los técnicos de sonido y luces del grupo y en flujo de gente que volvió a colmar la plaza Arizgoiti.

Reincidentes me defraudaron bastante, hacía años que no les veía y guardaba mejor recuerdo de ellos, sobre todo de Fernando, que venía con un look muy tipo Bisbal, un poquillo prepotente, y desagradecido por el regalo de la Txapela que el cantante de Oi! Kobras le hizo con motivo de su cumpleaños acompañada de un emotivo zorionak zuri con el público desfasado. No se molestó ni en dar las gracias, y para finalizar me pareció un poco moñas por un comentario que hizo cuando una botella vacía cayó en el escenario.